Conflicto por los nombres de dominios

El dominio de una página web es como su ticket de entrada al universo de internet. Lo que da identidad en la comunidad de usuarios y por ende, es de vital importancia. Un dominio busca ser fácilmente reconocible, que se asocie con el área de acción de la empresa y que sea fácil de recordar por los usuarios. Todos estos atributos deben pagarse.

Al igual que una marca comercial identifica a un producto universalmente y requiere de un protocolo administrativo que lo respalde y lo proteja (permisos, patentes, registros, documentos legales, etc). Un dominio web también exige unos requisitos previos para poder usarse. Aunque existen algunos que no tienen costo o son muy baratos, también se encuentran otros muy costosos.

La elección o compra del dominio, además de la contratación del proveedor de hosting son las dos decisiones medulares para quien tenga como objetivo crear una página web. Antes de adquirir un dominio hay que chequear que no esté asignado. Es necesario hacer una investigación previa para cerciorarse de que el nombre está disponible.

Se ha dado el caso de que alguien elige un dominio y empieza a usarlo pero se encuentra con la dificultad de que el nombre seleccionado, sus letras o combinación de sus elementos coinciden con alguna marca comercial ya registrada. Allí empiezan los problemas, ya que el dueño de la marca puede iniciar un litigio y accionar ante un tribunal civil o penal para exigir indemnización por

parte del supuesto plagiario. Mientras más conocida es la marca afectada, mayor será la cantidad a indemnizar debido a que la agresión afecta más al propietario de la misma.

Sin embargo, hasta estas situaciones de conflicto en la web se han convertido en negocio. Existen (en la web) Centros de Arbitraje y Mediación , que se encargan de mediar para resolver estos asuntos sin tener que llegar a los tribunales – siendo la OMPI – la más reconocida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *