Algunos proveedores de alojamiento web ofrecen paquetes económicos y hasta gratuitos pero que no cumplen con los requerimientos que en el futuro tendrá su empresa. Por ejemplo, puede tropezarse con la problemática de que esté saturado el disco duro a partir de los correos electrónicos recibidos y no borrados; ya que no todos los usuarios tienen el hábito de borrar correos que no utiliza.

Cuando no se tiene espacio en las cuentas de correos, los nuevos mensajes no llegarán a la bandeja de entrada por encontrarse el disco saturado. El administrador del sitio, debe enviar mensajes a los usuarios, informándoles que deben eliminar correos de sus bandejas de entradas, de enviados y de la papelera de reciclaje para poder liberar espacio en los servidores.

A medida que pasa el tiempo y la tecnología avanza, las capacidades de almacenamiento han ido aumentado de manera muy rápida.

La mayoría de los sitios web están en formato HTML (Lenguaje de Marcado para Hipertextos), imágenes, o animaciones. Todos estos formatos no ocupan mucho espacio en los servidores.

Pero se guardan otro tipo de archivos: imágenes o videos, estos sí ocupan espacio en el servidor. Por eso es importante contar con suficiente espacio en el disco.

Al momento de contratar el alojamiento web es algo a tomar en consideración, a fin de garantizar que el servicio ofrecido se adapte a sus necesidades. Además, deberá consultar si en el futuro puede aumentar el espacio en el servidor, así como el costo asociado.

Recordamos que debe hacer énfasis en consultar el espacio mínimo de almacenamiento, así como el máximo al que tiene derecho a acceder, ya que nunca van a ser ilimitados. Estime el tamaño que su página web va a requerir para que el crecimiento de su empresa y de su web no se vea limitado en corto tiempo.