Los usuarios de la red, especialmente quienes ofrecen servicios, producen o comercian

mercancías, requieren un manejo especial que garantice la seguridad de su información.

Son muchas las amenazas que pueden destruir, bloquear, hurtar o publicar una data, sea

grande o demenor tamaño. A continuación algunos de los peligros que se agazapan en la red listos para atacar a los desprevenidos:

Virus

También conocido como “malware” es un programa diseñado por delincuentes cibernéticos que ponen a rodar en la red para extraer datos e información de los usuarios. o borrar completamente la información de los discos duros.

Spam

Son correos indeseados que roban la lista de contactos de los desprevenidos, quienes al aceptarlos contribuyen a su propagación.

Delincuentes informáticos

Mejor conocidos como “Crackers”, son brillantes informáticos expertos en vulnerar sistemas de seguridad para ingresar donde quieran y cometer actos ilícitos.

Phishers

Personas que a través de engaño (haciéndose pasar por una entidad reconocida por el usuario, bancos, gobierno, contactos, etc.) obtienen información privada de la víctima para estafarla. Además, pueden llegar a realizar enlaces maliciosos con los cuales terminan apoderándose de la información del usuario, impidiendo su entrada y controlando de forma remota su PC o laptop.

Ante tantos peligros que se esconden en la telaraña que es internet, los usuarios (particularmente los que tienen página webs, portales o aquellos cuyas finanzas descansan en sus datos) han optado por proteger su información contratando servicios que no solo funcionen de albergue y resguardo de su data, sino que además le proporcione blindaje y garantía de accesibilidad en cualquier momento, en cualquier parte del mundo.

Estos guardianes de la información son los llamados “web hostings”, que son espacios especiales que cuentan con potentes equipos, infraestructura especialmente diseñada, temperatura controlada y una serie de condiciones rigurosamente vigiladas para garantizar la operatividad y acceso a sus clientes de manera permanente. Estos lugares hacen las veces de banco, de escolta y administrador de datos.